domingo, 1 de noviembre de 2009

Día de todos los Santos.

Hoy es un día de celebración para la Iglesia, celebramos a sus mejores hijos, a todos los santos, no únicamente a los que aparecen en el santoral sino también a tantos y tantos santos anónimos, cristianos que vivieron el Evangelio en su vida sencilla de cada día, cumpliendo la voluntad de Dios y que hoy interceden por nosotros ante Dios desde el cielo. Puede que algunos de éstos santos anónimos sean incluso familiares nuestros o conocidos, buenos cristianos que se tomaron en serio las palabras de Jesús: "Sed santos como mi Padre celestial es santo".

En este día es importante recordar que la santidad no es sólo cosa de unos pocos elegidos, pues todos estamos llamados a la santidad a pesar de nuestra indignidad y de nuestra naturaleza pecadora, por nuestras propias fuerzas nada podemos hacer, pero con la ayuda de Dios es posible, es posible porque Dios está dispuesto a darnos las gracias para que eso sea posible.

1 comentario:

  1. ¡Hola Leilo!
    Gracias por visitar mi blog. Como bien dices, existen muchas noticias importantes que no aparecen en los grandes medios informativos porque no van en consonancia con la Alianza de los Incivilizados, en la que participan personajes como Ahmadineyad, Zapatero o Erdogán.
    Un saludo

    ResponderEliminar