miércoles, 23 de diciembre de 2009

En esta Navidad.


Nace el Salvador, pra tu vida. No permitas jamás que algo te lastime o te duela, recuerda que hay Alguien, dispuesto a consolarte, aliviarte, y a darte su amor.
Piensa en cuantos esperan que les estreches la mano y les abraces con ternura.
Cuantos esperan de ti, una palabra de cariño, pues con toda seguridad están más solos que tú.
Si tienes familia, estréchala junto a tu corazón, apriétala fuerte, y disfruta de ese instante... no sabes lo que durará.
Perdonalo todo, dale paz a tu corazón, y disfruta también de ese instante... la vida es tan corta, que no hay tiemmpo que perder.
Regálales tu amor y agradécele a Dios, tenerlos esta Navidad junto a ti.
Cuando des vueltas en la cama y no puedas dormir, piensa que hay Alguien que quieere sembrar en ti sueños de paz.
Cuando tu cruz pese demansiado, recuerda que alguien ya la llevo por ti.
Cuando te sientas humillado, burlado, despreciado, recuerda que Alguien ya lo sufrió por ti.
Levanta tu cabeza, mira al cielo, y siente la ternura de Dios que se hizo Niño para habitar en tu corazón y ser EMMANUEL: DIOS PARA TI, DIOS CON NOSOTROS.
Vuelve a renacer en Navidad, con una mirada distinta, con un corazón distinto, lleno de amor.

No lo olvides: NACE DIOS PARA TI.


¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!



2 comentarios:

  1. Gracias por tu preciosa felicitación que nos invitas a meditar. Te deseo que el Niño Jesús llene los anhelos de tu corazón y sigas irradiando el testimonio que en en este blog de forma admirable nos ofreces. Un beso. Santa Navidad

    ResponderEliminar
  2. Eyyyyyyyyyyyyyyyyyyy!!!! Cuanto tiempo, ¡pues Felices Fiestas a ti también!

    ResponderEliminar