domingo, 29 de agosto de 2010

Fin de vacaciones y vuelta al cole




Con el final de Agosto llega también el fin de mi vacaciones y mi particular "Vuelta al cole", bueno no es un colegio exactamente, en realidad es la academia en la que preparo las oposiciones. Pero si no fuera por la edad de los alumnos bien podría tratarse de un colegio o un instituto, exámenes, preguntas orales del profesor con los consiguientes nervios, grupitos de alumnos y siempre hay el típico alumno que sobresale del resto ( en cierto modo me da envidia porque yo nunca he destacado en nada). Hay cosas que aunque pasen los años no cambian como la mala costumbre de poner nombres a la gente así en mi clase tenemos a "Margarito" "Popich" "Sabaleta" o "el gafitas", pero hay que decir que es en plan gracioso, no con intención de ofender ni nada de eso.

Con esto de la crisis la vuelta al cole ha estado más concurrida que nunca, tanto es así que nos hemos cambiado de aula porque ya no cabíamos. Jóvenes y no tan jóvenes que confían en ganarse esta suerte de lotería que es una plaza como funcionario del Estado. Digo lo de lotería porque para mí no hay una suerte mayor que poder trabajar en algo que te gusta con la seguridad de que tu puesto de trabajo no corre peligro.


Finalmente no se cumplieron los pronósticos más pesimistas que auguraban que este año no habría convocatoria y podemos respirar tranquilos, al menos tendremos la oportunidad de ir al examen y el trabajo de estos meses no habrá sido en balde, eso en el peor de los casos, siendo positiva estoy ante la oportunidad de que mi vida cambie por completo y pensar en eso me llena de esperanzas y de fuerzas para seguir adelante.

Según las últimas noticias los exámenes de la oposición serán entre enero y marzo, así que ya comenzó la cuenta atrás. Los días de relax y vacaciones quedan lejos y hay que volver a la monotonía de la vida cotidiana, a veces creo que mi vida es como esa película en la que los protagonistas reviven una y otra vez el día de la marmota, "Atrapado en el tiempo" creo que se llama la peli. En fin, es dura la vida del opositor, los que las habéis preparados sabéis de que hablo.